sábado, 29 de octubre de 2011

En busca del fuego


En inglés: "The Firefighter's Watchtower". "Foisorul de foc" durante dieciocho años, desde 1892 a 1910, fue la Torre de Vigilancia para los Bomberos y controlar que ningún fuego produjese daños en la ciudad de Bucarest. Se halla al este de la ciudad, caminando desde Universitate por "Bulevardul Carol I" hasta "Parc Izvorul Rece", un pequeño parque que hace a su vez función de rotonda para el tráfico y que desde ahí salen dos carreteras. Para llegar allí, coge "Bulevardul Ferdinand I" y ha llegado a su destino (con voz GPS).


De 42 metros de alto, fue rápidamente superado en altura por los edificios de alrededor, de ahí que sólo fuese durante tan pocos años uno de los edificios más altos de la ciudad. Se construyó en dos años, desde 1890 a 1892, según los planos del arquitecto George Mandrea y remplazar la antigua torre de vigilancia demolida en 1888. La torre sirvió además como reserva de agua en caso de incendio. El depósito de agua, y una estructura metálica, se instalaron en la parte superior de la torre.

El problema era que después de terminar la estructura se dieron cuenta de que las bombas de agua de la empresa de servicios de agua locales no tenían el poder suficiente para llenar la torre de agua. Este problema fue resuelto en 1924 con la inauguración de una planta de agua nueva, pero en ese momento ya no era necesario dado que la red de agua de la ciudad se había desarrollado. El cuerpo de bomberos permaneció en el edificio hasta 1935, a pesar de que a partir de 1910 el uso de un alto edificio quedó obsoleto con la introducción del teléfono.

Hoy es el Museo Nacional de los Bomberos desde 1963.

Acera que rodea la Torre de Vigilancia

Panorámica de la zona. Buena foto tomada por Andrea (www.bucharestdailyphoto.ro)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada