lunes, 1 de abril de 2013

El Parque Carol I o el antiguo Parque de la Libertad


Hoy nos vamos al sur de Bucarest. Hoy toca naturaleza y paseo. Junto a Cismigiu, Tineretului y Herastrau, el actual parque de Carol I es uno de los grandes puntos verdes de la capital. No es tan grande en su extensión pero es uno de los más acogedores junto a Cismigiu. Lo primero ubicarlo, arriba tenéis un mapa para que no os perdáis. Lo más rápido sería ir en metro hasta la parada de Tineretului pero os aconsejo que un día de buen tiempo vayáis andando desde Piata Unirri (no tiene pérdida), son apenas 20 minutos desde allí, y hay lugares bastante curiosos a su paso, como uno de los más alternativos para salir a tomar un café o unas cervezas, el Fabrica. 

Entrada del parque. A un lado la fuente del Zodiaco, al fondo el Mausoleo.

No es un parque excesivamente grande y su eje longitudinal nos lleva desde la entrada directamente hacia el monumento que a su final nos espera, el mausoleo del monarca Carol I y el monumento al Soldado Desconocido. 


El parque se encuentra sobre la colina Filaret y fue planeado por el arquitecto francés E. Redont y fue inaugurado en la ceremonia de celebración por los 40 años de monarquía del Rey Carol I en 1906. Ha sido realizado sobre una vieja viña y considerado, en aquellos tiempos, el parque más hermoso de la ciudad. Inicialmente el parque se extendía sobre 36 hectáreas pero hoy ocupa una superficie de unas 45 hectáreas.
El lago, no muy grande, es atravesado por un puente pavimentado con mármol del cual parten diversos caminos para perderse por el parque en buena compañía, leer un libro, etc. 


El Mausoleo del Parque Carol fue construido en 1963 en honor de los Héroes de la Lucha para la Libertad, la Patria y el Socialismo en Rumania, y elevado según los planos de los arquitectos Horia Maicu y Nicolae Cucu, con 48 metros de altura. 

El Monumento está formado por una base circular cubierta con granito negro sobre los que se elevan cinco arcadas de granito rojo. La base alberga en su interior una rotonda circular de granito rojo, con una bóveda de mosáico dorado. La rotonda albergaba las criptas de tres importantes representantes del comunismo rumano: el doctor Petru Groza (primer presidente del gobierno tras 1945, C.I. Parhon, primer presidente de la Republica Popular de Rumania, y Gheorghiu-Dej (el segundo), y se suponia que Ceausescu seria enterrado tambien alli.


En el semicirculo de alrededor del monumento se encuentra la cripta con los restos de muchos militantes para la causa de los trabajadores, del Socialismo, entre los cuales se pueden mencionar a Ştefan Gheorghiu, Ion C. Frimu, Leontin Sălăjan, Alexandru Moghioroş, Lucreţiu Pătrăşcanu, Grigore Preoteasa, Ilie Pintilie, Constantin Dobrogeanu-Gherea y otros.

En la parte derecha del monumento se encuentra un hemiciclo donde eran guardadas las urnas funerarias de otros militantes como Gheorghe Vasilescu-Vasia, Constantin David, Ada Marinescu, Panait Muşoiu, Barbu Lăzăreanu, Simion Stoilov y Mihail Macavei.

                                      


Hasta 1991 en la terraza superior del monumento, en una ánfora de granito, ardía una llama permanente que simbolizaba el recuerdo de los que habían servido a la causa de la clase trabajadora. En el mismo año el mausoleo fue vaciado, fueron exhumados los restos de los comunistas alli enterrados y mudados a otros cementerios. En su lugar han sido llevados los huesos de soldados caídos en la Primera Guerra Mundial, desde el mausuleo de Marasesti (ciudad donde se libró la famosa batalla -del mismo nombre- ganada por el ejército rumano frente a los alemanes). El Mausoleo y el monumento frente a él ha sido dedicado en memoria del Soldado Desconocido.

Imagen antigua del parque, en el cual se hallaba una de las varias mezquitas que había en Bucarest
junto al Palacio de Arte/Museo Militar (demolido en los años 40 tras un incendio y un terremoto)
En su lugar se elevaría el Mausoleo.

 
Reconstrucción de lo que hubiera sido la ubicación de la nueva catedral

En 2004 existio un plan para destruir el mausoleo y construir en su lugar la catedral ortodoxa de Bucarest, lo que provocó una campaña ciudadana inaudita hasta entonces, que consiguió que el monumento se respetara aunque fuera una construccion que todos identificaban en honor del comunismo rumano.

Panorámica desde lo alto del parque (a espaldas del monumento) de Bucarest
A la izquierda el Palacio del Parlamento

Otros lugares de interés dentro del parque cabría destacar la Fuente Cantacuzino (de estilo Neoclásico, 1870), la Fuente del Zodiaco (a la entrada del parque), el Museo Nacional Técnico Dimitrie Leonida (abierto en 1909 siendo el primer museo interactivo técnico del mundo), el Instituto Astronómico de la Academia Romana, dos estatuas de Gigantes obra del escultor Dimitru Paciurea y la Arena Rumana con capacidad para 5000 personas. Es decir, dedícale varias visitas. Merece la alegría ir.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada